Home Ecología HABLEMOS DE LAS BALLENAS JOROBADAS

HABLEMOS DE LAS BALLENAS JOROBADAS

by Redacción Bay Vallarta

Para alimentarse durante el verano, las ballenas migran en primavera, de las latitudes tropicales donde pasaron la temporada invernal, hacia los mares templados y fríos. Por esta temporada las ballenas se despiden de Puerto Vallarta.

La majestuosa Bahía de Banderas fue conocida como la Bahía de las Jorobadas por los marineros de embarcaciones exploradoras del Océano Pacífico en el siglo XVIII debido a que, de finales del otoño a inicios de la primavera, la Bahía de Banderas es una importante zona de agregación de estos mamíferos.

Las Ballenas Jorobadas son animales cosmopolitas de hábitos costeros que realizan constantes migraciones para cumplir con dos funciones biológicas fundamentales: reproducirse y alimentarse.

Cabe mencionar que, durante el verano, las aguas en las que se alimentan son sumamente productivas. Los días largos favorecen la fotosíntesis y las cadenas de alimentación se reproducen a mayor velocidad, con lo que, los diferentes eslabones, están disponibles para ser aprovechados inmediatamente.

Las ballenas jorobadas son consideradas generalistas ya que se alimentan de diferentes presas. Macarelas, arenques, anchovetas, sardinas y krill (pequeños camarones) son engullidos diariamente por las ballenas, a través de la estrategia conocida como “red de burbujas”.

Se estima que cada ballena puede ingerir más de una tonelada de alimento cada día, por lo que en esta época las ballenas incrementan su peso considerablemente y lo almacenan en una capa de grasa.

En cuanto las condiciones oceanográficas cambian (corrientes, temperatura, masas de agua) y, se acortan los días, las ballenas inician su migración hacia los trópicos. En términos de energía, la reserva que formaron durante el verano va durar más en el invierno tropical que en el invierno en altas latitudes.

Durante su estancia en los trópicos las condiciones son ideales para la reproducción. La estrategia es poligámica: las hembras deben escoger al macho con el que van a procrear. Los machos compiten durante el cortejo para ser los elegidos.

El periodo de gestación es de alrededor de 50 semanas, por lo que las hembras que quedaron preñadas regresan a los trópicos a dar a luz a los ballenatos. Así, el alumbramiento y los primeros meses de crianza se llevan a cabo en aguas cálidas. Gracias a esto, las crías tienen mayor probabilidad de crecer y sobrevivir, ya que la leche materna les permite formar su propia capa de grasa y realizar la migración. Además, sus depredadores naturales (como las orcas) son menos abundantes en los trópicos.

Las Ballenas Jorobadas vienen a Bahía de Banderas a refugiarse de las condiciones hostiles que imperan en las aguas frías; aquí se aparean y cuidan a sus crías.

El área en que las ballenas jorobadas se distribuyen es amplia. Las podemos observar alrededor de la península de Baja California Sur, desde Sinaloa hasta Oaxaca. Bahía de Banderas y las Islas Revillagigedo están entre las zonas con mayor abundancia.

Las rutas migratorias y la ecología de las poblaciones de la Ballenas Jorobadas del mundo se han podido monitorear gracias a la observación de su cola. Ésta, en su porción ventral, presenta un contorno y un color de pigmentación único, con una gran variedad de marcas y diseños, que son como una huella digital.

Si logras tomar la fotografía de la cola puedes identificar a la ballena. La técnica se llama foto identificación y gracias al enorme ejercicio de muestreo y cooperación de instituciones educativas y organizaciones no gubernamentales, se han logrado conocer los individuos, las poblaciones y sus rutas migratorias.

Por / By: Ocean. Isabel Cárdenas Oteiza

vallartawhales@gmail.com

FB / IG @vallartawhales

You may also like