Home Ecología Hablemos de las Tortugas Marinas

Hablemos de las Tortugas Marinas

by Redacción Bay Vallarta

En esta temporada de tortugas (junio a diciembre), nos acercamos a conocer más de estos maravillosos ejemplares que podemos ver tanto en las playas más alejadas como en las más populares.

Las tortugas marinas son reptiles asombrosos que han habitado la tierra al menos desde hace 180 millones de años; tienen características únicas que les han permitido evolucionar y permanecer.

Poseen un caparazón y un plastrón unidos por placas laterales. Como adaptación a la vida en el mar, no pueden introducir su cabeza dentro del caparazón y sus extremidades son aletas que les permiten desplazarse en el agua y reptar en la playa.

Todas las especies de tortugas tiene oídos internos que les permiten escuchar. Respiran aire de la atmósfera, presentan pulmones. No tienen dientes y su alimentación varía un poco de acuerdo a la especie de tortuga: invertebrados marinos, medusas y esponjas, algas e incluso algunas, se alimentan de peces. Las tortugas son longevas y pueden vivir más de 100 años.

Actualmente en el mundo existen 7 especies de tortugas marinas. En las playas mexicanas anidan 6 de estas especies y localmente, en la Bahía de Banderas, se tiene el registro de 4 especies:  tortuga de carey, tortuga verde, tortuga laúd y la tortuga golfina, la más abundante.

Su ciclo de vida es complejo. Las tortugas nacen en las playas, en los nidos que fueron cuidadosamente depositados por las hembras. El desarrollo embrionario se lleva a cabo dentro de un huevo y dependiendo la especie y las condiciones físicas (como la temperatura), es el tiempo que van a necesitar para terminar su proceso de gestación.

Cuando nacen, escarban en grupo para emerger a la superficie e iniciar el trayecto que las llevará a casa: el mar. Así de pequeñas, están listas para las aventuras que la vida les depare. Tienen el frenesí de nadar y gracias a que son fototrópicas (siguen la luz), saben cuál es el camino hacia el océano pues buscan el brillo que producen las olas al romper.

En el mar van a enfrentar muchos retos y, la gran mayoría, va a formar parte de la cadena de alimentación de los ecosistemas marinos, desde costeros hasta aguas oceánicas.

Cuando están listas para reproducirse, se acercan a las costas para copular. Las hembras preñadas, buscan playas con características semejantes a donde nacieron para desovar y poner su nido.

En México, las tortugas marinas se encuentran protegidas por leyes federales ya que están catalogadas como especies en peligro de extinción. Es un delito capturar y comercializar las tortugas marinas y no se pueden mantener en cautiverio. De hecho, se necesita el permiso de la Dirección General de la Vida Silvestre para manejar los nidos de tortugas y las crías que nacen durante la temporada.

Si en la playa tienes algún encuentro con una tortuga que salió a poner su nido o bien eres testigo del nacimiento de las crías, por favor sigue los siguientes lineamientos para su protección y conservación:

Debes dar un espacio de al menos 10 metros de las tortugas y evita disturbarlas.

No hagas ruido y no tomes foto con flash, esto último afecta particularmente.

En caso de presenciar el nacimiento de un nido, evita interferir no escarbes el nido, mantén una distancia de al menos 2 metros y no tomes foto con flash.

Reporta el incidente al 911 para que las personas autorizadas puedan hacer el manejo adecuado.

Disfruta la experiencia de observar estos magníficos animales en las playas, pero hazlo con respeto.

Ocean. Isabel Cárdenas Oteiza

FB IG @VALLARTAWHALES

Whats App 322 135 9260

You may also like