Home Cultura Breve historia de los Reyes Magos

Breve historia de los Reyes Magos

by Redacción Bay Vallarta

La historia de los santos reyes, que orientados por la estrella de Belén encontraron el lugar donde había nacido el hijo de Dios, es verdaderamente fascinante. Sin embargo, no hay muchas precisiones sobre su origen, historia y recorrido. Aquí les acercamos una más de las historias de los magos de oriente.

El Evangelio cuenta como unos magos llegados de Oriente fueron guiados por una estrella para que adorasen al rey de los judíos, que acababa de nacer.

La única alusión que se tiene de estos personajes, aparece en el Evangelio de San Mateo, en el que se menciona a unos “magos”, sin dar nombres ni cantidad. El origen de los Reyes Magos, tal como los conocemos en la actualidad, proviene de en una larga tradición medieval que los bautizó como Melchor, Gaspar y Baltasar.

El 5 de enero es la noche en la que todos, en algún momento, hemos disfrutado la ilusión de que los Reyes Magos nos traigan los tan ansiados regalos. “Queridos Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar” era el encabezamiento obligado de nuestras respectivas cartas de solicitud.

La costumbre de dejar los zapatos de cada miembro de la familia proviene de una curiosa leyenda, que según Nat Geo dice que:

“…dos amigos del niño Jesús, apenados de verle siempre descalzo debido a la pobreza de su familia, quisieron darle sus propios zapatos; pero como eran usados, en un intento de que parecieran nuevos, y para que tuvieran mejor aspecto, los generosos niños se esforzaron en limpiarlos al máximo, así que los lavaron y los dejaron por la noche en el balcón para que se secaran. Al día siguiente, milagrosamente los zapatos aparecieron llenos de regalos y dulces como premio a su buen corazón…”

Al dejar los zapatos, no se debe olvidar dejar agua y algún vegetal para los camellos, y una copita o vaso de leche para los Reyes.

El día más esperado del año, en cuanto a los regalos, no puede dejar de lado su fuerte parte gastronómica. Partir la “Rosca de Reyes” se ha convertido en una costumbre deseada y esperada, tanto en nuestros hogares como en escuelas, trabajos, oficinas y encuentros de amigos.

Encontrar al Niño Dios en su interior y que “nos toque” su figura será el complemento de una gran celebración y el anuncio de un excelente año, que amarraremos, invitando los tamales del 2 de febrero, Día de la Candelaria.

La foto con los Reyes Magos ha sido una tradición durante varias décadas y era un excelente pretexto para salir a pasear a las plazas y parques de distintos puntos de México. Tal vez con algunas de las restricciones aún vigentes, nos debamos conformar con observar las bellísimas imágenes de los Reyes Magos que se publican en Internet, plasmadas por los maestros Botticelli, El Bosco, Rubens, El Greco y Velázquez, entre otros.

You may also like